Jamones de Bellota

Los jamones de bellota son  Deleite Para el Paladar y los Sentidos.

Algunas empresa de jamón en España han tenido preferencia para poder homologar sus productos para la exportación, teniendo ventaja en estos nuevos mercados.

Jamones & Embutidos

jamon11

Por suerte para el consumidor, esta política de los jamones esta cambiando lentamente, y poco a poco podemos encontrar marcas de gran calidad situadas como alternativa de producto 100% ibérico de bellota.

Nos reunimos con el Sr. Martinez al frente de la empresa 7 Bellotas S.L nos habla de su experiencia en los mercados asiáticos “la competencia aumenta a diario, y para poder mantener cuota de mercado, sin duda, se debe fidelilizar al cliente con una imagen y producto de alta calidad”. Los puntos de distribución de la tienda de jamón online en Europa y Asia son estratégicos y ofrecen un servicio exclusivo a sus clientes.

Anuncios

Jamón ibérico de Bellota

Jamón ibérico de Bellota

El consumo de jamón de bellota de manera equilibrada es muy beneficioso para nuestra salud, las ventajas del jamón ibérico de bellota son indiscutibles, reduce el colesterol, contribuye a disminuir la presión arterial, minimiza las posibilidades de sufrir trombos y aporta vitamina E al organismo

Jamón ibérico de Bellota

El jamón ibérico apreciado en todo el mundo

El jamón ibérico de bellota es el producto español mas apreciado en todo el mundo, valorado gastronómicamente en las altas eferas gastronómicas, el jamón de bellota.

Jamón de bellota

El jamón de belota es sin duda , una delicatessen en toda regla, estas navidades compra jamón ibérico de bellota de manera minuciosa, comprar un jamón ibérico de bellota con garantía de calidad.

Jamón ibérico de bellota

Jamón ibérico de bellota

¿Qué hace que una pequeña localidad perdida en la sierra de Salamanca, sin recursos agrícolas ni ganaderos por la pobreza de sus suelos, cuyos escasos habitantes se ganaban la vida como arrieros, tenga ahora asociado su nombre al de los mejores jamones y chacinas de cerdo ibérico? Una historia en la que tiene mucho que ver el ferrocarril. A finales del siglo XIX, la construcción de un apeadero de la línea Gijón-Sevilla, que seguía el trazado de la antigua Vía de la Plata, cambió la vida de sus habitantes.

jamones

Algunos arrieros de entonces, que hasta aquella época se dedicaban a llevar pimentón de la Vera y otros productos extremeños y castellanos a Galicia para regresar luego con productos cárnicos y pescados curados, aprovecharon para establecer pequeños negocios de salazón de jamones. Los inviernos fríos y secos de la sierra salmantina hacían de Guijuelo un emplazamiento idóneo para curar productos cárnicos.

jambon iberique

Nadie diferenciaba por aquella época entre cerdos ibéricos, blancos o de otras razas. Eso llegaría más tarde, bien avanzado el siglo XX. De lo que se trataba era de curar jamones. Y el ferrocarril permitía llevar hasta el pueblo gran cantidad de cochinos procedentes de distintos lugares, principalmente de Galicia y de Extremadura. Los negocios crecieron al tiempo que Guijuelo y sus chacinas se hacían un nombre en el mercado. Eso permitió construir mataderos propios y sobre todo adquirir fincas extremeñas y andaluzas para criar cerdos ibéricos y garantizar el control absoluto de los animales, fenómeno que se desarrolló sobre todo en los años 50 del pasado siglo.

guijuelo_jamon

Las marcas de jamones más destacadas de Guijuelo lo tienen claro: mantener el espíritu artesanal y primar calidad sobre cantidad. Esa es la clave de los grandes jamones junto a la selección de los cerdos. Y que estos se hayan movido en libertad cerca de 18 meses alimentándose en régimen de montanera con las bellotas de las dehesas. Lógicamente no todos los cerdos se pueden criar así por lo que algunos se alimentan además con cereales: son los llamados de recebo, de calidad inferior. Y luego están los que solo comen piensos, de los que se obtiene el llamado jamón de cebo. Dicen los elaboradores que el cerdo, la materia prima, y la forma en que se cría, suponen el 70% de la calidad final de un jamón. El resto depende de distintos factores. Entre ellos, el proceso manual de salado de cada pieza, en función de su tamaño. Y por supuesto la curación en los secaderos, un proceso que se prolonga durante 18 meses y que en Guijuelo cobra gran importancia. El clima continental seco, de inviernos largos y fríos y veranos calurosos, es idóneo para curar jamones. Luego, al menos un año de bodega para seguir madurando y desarrollar color, aroma y sabor. En este momento, el jamón pesará un 40% menos que cuando se produjo el despiece tras la matanza. Un proceso lento y costoso. Por eso un buen jamón ibérico nunca será barato. Y si lo es, desconfíe. Hay mucho fraude. Se venden jamones a precio de saldo, pero no son iguales.

Spanish Ham “Jamon”

Como ocurre con los vinos, las cualidades del jamón se pueden ver alteradas por una mala manipulación y conservación. Un jamón empezado y que permanece varios días en una tienda o en un restaurante va perdiendo sus virtudes. Los expertos recomiendan consumirlo en aquellos establecimientos (bares, restaurantes, charcuterías) con gran rotación.

Y por supuesto, donde lo sepan cortar. Nada peor que esos trozos que parecen cortados con hacha en lugar de las finas lascas que se consiguen con experiencia, paciencia… y un cuchillo bien afilado. No saben igual. Y si el jamón es para casa procuren consumirlo en un tiempo breve. Hay quien tiene un jamón empezado durante varios meses. Tremendo. Es preferible comprar en una buena tienda lo que vayamos a consumir. Y si tenemos la gran suerte de que nos regalen uno, llévenlo a un establecimiento especializado para que lo corten a mano (o a máquina, más barato) y lo empaqueten al vacío. Además, ahora muchas de las marcas punteras venden ya sobres de jamón cortado a mano y envasado al vacío para comprar la cantidad justa que se necesite en cada momento. Tómenlo con unas copitas de manzanilla pasada o de un buen fino. El placer está asegurado.

Tras los pasos del jamón pata negra

a (recetas de temporada),

Comerse un secreto sin desvelarlo, degustar un violín sin escucharlo o pedir una ración de lagartos sin miedo a ser atacado.

No se trata de la carta de un restaurante exótico o de platos creados por la nouvelle cuisine, todos y cada uno de ellos se corresponden con los distintos cortes o despieces del cerdo presentes en nuestra cocina más tradicional y exquisita. Con la intención de dar a conocer las peculiaridades de esta joya gastronómica que es el cerdo ibérico, la Diputación de Sevilla presentó ayer una guía sobre la Ruta del Ibérico en la provincia.

Spanish Ham

A la del aceite y la aceituna de mesa, el arroz y la caza y las setas se suma esta nueva publicación que el presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos, justificó como “una herramienta más de promoción del cerdo ibérico y un apoyo para consolidar el turismo gastronómico”.

Jamón Ibérico de Bellota

Editada por Prodetur y elaborada con la colaboración de la Asociación de la Industria Cárnica de Sevilla y la Asociación de Turismo de la Sierra Norte, en la publicación se introduce al viajero en la comarca de la Sierra Norte, en sus características y riqueza que permite la crianza del cerdo de bellota en la dehesa, así como en la matanza.

Paletilla ibérica de bellota

Una detallada descripción del despiece y los nombres que reciben en la cocina cada una de sus partes y del proceso de curación de los derivados del cerdo, los embutidos, prepara al lector para el periplo por los diez pueblos de la comarca que la edición incluye y que conforma su principal atractivo.

Desde establecimientos dedicados a la restauración, pasando por industrias cárnicas del sector hasta comercios de gran tradición donde poder adquirir los productos típicos de la zona, la guía permite trazar un recorrido pensado para el turista que desee pasar unos días en la comarca. Para ello, también se facilita información sobre cómo llegar al destino, visitas de interés turístico y lugares donde alojarse.

Comprar Jamon de bellota

Cada uno de los restaurantes están clasificados con bellotas, siendo el puntuado con tres el que alcanza la excelencia. Datos como el precio medio, la especialidad de la casa y un pequeño comentario realizado por un gastrónomo clarificarán las ideas al visitante.

La primera parada se sitúa en Alanís, donde Casa Adriano (especialidad en garbanzos, adobo ibérico y puchas) y Los Romeros de Alanís (comercio al por menor y fábrica de embutidos y jamones) son los puntos recomendados.

Cuatro establecimientos aparecen en Almadén de la Plata. Casa Concha es la parada culinaria (cochinillo ibérico asado, arroz con carrillada, carnes de caza), acompañada por tres fábricas de embutidos y secaderos de jamones: Elisa Alonso, Piñero e Hijos y Caballero.

Jamón Ibérico

Cazalla es una de las localidades con mayor número de restaurantes en la guía: Agustina (recetas de temporada), La Posada del Moro (cordero, cabrito y cerdo ibérico), Palacio de San Benito (cerdo ibérico y cordero), Casa Manolo (carnes y verduras)¡ y Casa Kini (cerdo ibérico, caza y setas). También en Cazalla se encuentra el secadero y tienda Corsevilla.

El mejor Jamon iberico de bellota del Mundo

Continúa el viaje en Constantina con Cambio de Tercio (cerdo ibérico, carne de caza y setas), Casa Grande (carnes ibéricas, bacalao y verduras), Tena (chacina, carne y conejo al ajillo) y Embutidos Capellán (secadero y embutidos).

En El Pedroso se recomienda Los Álamos (ibéricos, caza y setas), El Cruce (ibéricos y carne de monte), La Dehesa (carne, chacinas y verduras) y Sierra de Sevilla (fábrica de embutidos y jamones).

En El Real de la Jara, La Cochera (carnes y setas) y Reina de los Ángeles (embutidos y secadero) harán las delicias del visitante. Hará lo propio en Guadalcanal, El Serón (ibéricos, caza y panes de la casa).

Ponen fin a esta ruta, La Puebla de los Infantes: Agredano (ibérico, cordero y casquería), Las Palomas; (ibérico, cordero y setas); Las Navas de la Concepción: Dehesa Navera (embutidos y secadero de jamones) y Pema (matadero y sala de despiece); y San Nicolás del Puerto: Batán de las Monjas (ibérico, cordero y migas) y El Martinete (ibérico, caza y truchas).